Universidad y empresa, un equipo ganador

Por: Carl Henrik Langebaek Rueda

Rector de la Fundación Universitaria Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá.

La alianza universidad-empresa requiere en el siglo XXI un robustecimiento con miras superar los retos que le imprimen complejidades como la situación ambiental, sanitaria, económica y gubernamental de Colombia, en particular, y del planeta, en general.

El desarrollo sostenible, humano, social y económico del país depende hoy en gran medida de la relación entre la academia, como formadora de talento humano, gestora de conocimiento, investigación e innovación; y el sector productivo, generador de riqueza y oportunidades dignas laborales para la población.

Las Instituciones de Educación Superior en nuestro país han hecho esfuerzos porque se consolide su relacionamiento con el sector productivo, sin embargo, los resultados no han sido del todo satisfactorios, pues aún vemos casos en los que los jóvenes permanecen cuatro o cinco años recibiendo teoría en el aula, aislados por completo del mundo empresarial, hecho que genera resultados lesivos para las tres partes: estudiantes, empresas y universidades.

Uno de esos resultados no muy satisfactorios es el aumento de las brechas de talento humano y las dificultades para que los jóvenes consigan empleo de forma más rápida.

Ante esta problemática, entidades conscientes de su responsabilidad con la sociedad y con el país, como la Cámara de Comercio de Bogotá, han creado en su seno instituciones de educación superior, que entre sus objetivos tienen dar respuesta a las necesidades empresariales, de tener talento humano formado de acuerdo con la realidad empresarial y de la región.

Uniempresarial, es la Fundación Universitaria Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá, pionera en ofrecer la formación Dual, que en Alemania funciona desde 1973. Dicha formación les permite a los estudiantes recibir el 50% de su formación en la universidad; y el otro 50% en empresas reconocidas de Bogotá, denominadas Empresas-coformadoras.

De esta forma los jóvenes aprenden, haciendo, es decir, estudiando y trabajando; se forman en tan solo 7 semestres (3 años y medio); y al momento de graduarse, ya cuentan con experiencia profesional certificada, lo que los hace aún más competentes, frente a egresados de otras IES, pues desde los primeros semestres de formación tienen relacionamiento directo con el mundo empresarial real.

 

Esta es una muestra de cómo las universidades y las empresas pueden conformar un equipo ganador que contribuye al desarrollo sostenible, humano, social y económico del país. Los invito a conocer más de esta propuesta educativa en https://www.uniempresarial.edu.co

*Rector de la Fundación Universitaria Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá.

¿Te gusta esta publicación? Comparte Ahora!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Uniempresarial

Uniempresarial

Fundación universitaria empresarial de la cámara de comercio de Bogotá