Nuestro Columnista invitado

Un Trabajo Relevante

Por: Pablo Andres Garcia Ávila, Director creativo / Director de Arte Sancho BBDO.

Vivimos en una industria donde las que se roban el show son las ideas, y nosotros, quienes damos vida a ellas, estamos atrás del telón. El trabajo como tal es lo que se hace visible frente a las personas y el que se lleva todo el protagonismo, mientras en la calle y hasta para nuestras propias familias pasamos casi desapercibidos.

Año tras año trabajamos con esfuerzo y dedicación para darle vida a una idea que terminará proyectándose en un comercial de televisión en prime time, una gran valla publicitaria en la calle más transitada de la ciudad, algunas repercutiendo en los grandes medios de comunicación donde los periodistas de trayectoria hablarán de tu trabajo y es ahí donde te llenarás de orgullo, te motivarás aún más para seguir viendo tu trabajo expuesto ante miles espectadores pero, sobre todo, te generará esa expectativa de estar esperando en qué lugar te vas a encontrar tu próxima creación.

Y mientras más y mejores sean tus ideas, más duro resonarán en todos los medios, pero justo ahí cuando esté ganándose la atención de todos, es cuando nosotros debemos aterrizar, poner los pies sobre la tierra y darnos cuenta de que nuestro nombre nunca salió en ninguna parte, que nuestra misión es hacer marcas famosas, ideas relevantes para los demás y, como mencionaba antes, tener claro siempre que nuestro lugar estará atrás del telón, donde veremos figurar las ideas, ese trabajo que de verdad es relevante.

Pero no todo es color de rosa, muchas veces inflamos pecho y con orgullo decimos que somos esos padres orgullosos de esas ideas que quedaron en el corazón de las personas o que hicieron eco en otras latitudes del mundo, pero también está la otra cara de la moneda, en la que vamos hasta el otro extremo, en el que no queremos encender la tele, no queremos estar Facebook y muchas veces ni entrar a un supermercado porque simplemente el resultado no es el que esperamos, y siempre saltará sobre la mesa el “pudo quedar mejor”. Estudios muestran que una persona puede ser impactada al día 3000 veces con diferentes anuncios, comerciales, piezas digitales, afiches, etc., y solo puede recordar el 12% de ellas.

Triste, pero real, mucho de ese esfuerzo de esas trasnochadas, de lidiar como gladiadores en cada filtro defendiendo nuestras ideas a capa espada terminan muchas veces en un volante que nadie vio, en un pre-roll al que se le dio skip o una cuña que ni sonó.

Esto, en otras palabras, quiere decir que el trabajo que haces durante horas, semanas, meses en incluso años, al final se ve enfrentado a un gran océano de otro trabajo de otras personas que igual dedicaron cientos de horas, semanas, meses e incluso años a hacer un mensaje que también se robará el centro de atención.

Pero este tipo de golpes de realidad no son necesariamente negativos, al contrario, desde mi perspectiva, son totalmente necesarios para que siempre que estemos trabajando salga sobre la mesa la pregunta: ¿esto es lo mejor que puedo presentar? ¿De verdad, quiero ver este anuncio, comercial o post en algún medio? Las respuestas a estas preguntas nos llevarán siempre a dar la milla extra, a no hacer trabajo por cumplir, sino por el contrario, a realizar un trabajo que al final amerite todo ese tiempo dedicado, que valga la pena ese esfuerzo, un trabajo que esté mínimo en ese 12%.

Adicional a esto de ser verdaderamente relevantes, debemos entender que lo que hacemos hoy en pocas horas será parte del pasado, y sí, esto le suma un condimento adicional a esta receta en busca de la idea soñada y es que gracias a la dinámica del medio y del mundo, debemos estar constantemente actualizándonos, siendo vigentes, no vivir de triunfos pasados.

Si bien, acabamos de realizar nuestro último gran trabajo, la pregunta ahora es ¿y cuál es la nueva?, lo que hiciste bien ayer quedo atrás, hoy te van a evaluar por lo que estás haciendo en este momento. ¿Y eso que estás haciendo hoy es mejor que lo de ayer? Si no, estamos perdiendo el foco de mantenernos cada día mostrando lo mejor de nosotros, escribirlo parece fácil, vivirlo es totalmente diferente, no todos los días tienes tu mejor trabajo pero la invitación es a buscar qué podemos hacer más, cuáles son las oportunidades que se abren para poder demostrar lo que somos capaces de hacer, estar en esta búsqueda continua de poder mostrar nuestro mejor trabajo, nos enfoca, nos motiva y aún más, nos mantiene activos en una industria donde la pasión, el aguante y la perseverancia lo son todo.

¿Te gusta esta publicación? Comparte Ahora!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Uniempresarial

Uniempresarial

Fundación universitaria empresarial de la cámara de comercio de Bogotá