Loading Posts...

Por: Andrea Sotelo Carreño*

 

Por estos días en que la pandemia del Covid-19 ha obligado a los gobiernos a tomar medidas como las cuarentenas, el aislamiento social y la cancelación de clases presenciales en las universidades, y ante esto, las instituciones de educación superior han tenido que desarrollar sus actividades académicas de forma remota por plataforma virtuales, los jóvenes universitarios en Colombia y en el mundo se han visto aquejados por la pregunta ¿Continuo mis estudios?

Se trata de un interrogante apenas normal, pues los estudiantes debieron afrontar abruptamente un cambio para el cual ni ellos, ni las instituciones, ni los mismos gobiernos estaban preparados; la realidad que conllevó la propagación del Covid-19 por el mundo obligó a las sociedades a hacer cambios educativos, sociales, culturales, políticos y económicos.

De manera particular, las Instituciones de Educación Superior (IES) de modalidad presencial, han tenido que volcarse a desarrollar su quehacer de enseñanza, aprendizaje, investigación y proyección social a través de mediaciones tecnológicas, situación que ha incidido en la normal actividad de sus comunidades de docentes y estudiantes, quienes han tenido el reto de adaptarse a esta ‘nueva realidad’ y en su mayoría lo han hecho de la mejor manera, a pesar de las dificultades de contexto mundial.

Frente a la crisis que representa la pandemia, tanto estudiantes como docentes y las mismas IES, empiezan a identificar que se encuentran frente a una gran oportunidad de aprovechar al máximo las herramientas tecnológicas en el proceso de formación. Ya lo decía el destacado físico Albert Einstein: “Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos”.

Por ello, a continuación, encontrarán 7 razones por la cuales es recomendable que los jóvenes universitarios continúen su proceso de formación en época de pandemia:

  1. Las medidas de control de la pandemia del Covid-19 privilegian el aislamiento social, razón por la cual, si los jóvenes optan por abandonar sus estudios, tendrían mucho tiempo libre y pocas actividades por desarrollar, lo que les puede generar aburrimiento, depresión, ansiedad, cambios repentinos de humor y, por ende, afectaciones en la salud.
  2. El adagio popular ‘no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy’, nos da luces en esta coyuntura, pues invita a los universitarios a comprender que pueden actuar aquí y ahora, conscientes de que la educación es el principal motor del desarrollo humano y social de las comunidades.
  3. En circunstancias de cambio abruptas, es normal el rechazo y la idea de endilgarle la culpa de lo que está sucediendo a alguien o a algo en particular; sin embargo, luego de surtir esa fase de shock, es importante que los jóvenes comprendan que ni ellos, ni sus docentes, ni las Instituciones de Educación Superior en las que estudian, son las culpables de la crisis. Es aconsejable dar un paso adelante, aceptar las circunstancias y ser parte de la solución.
  4. Los científicos de la Organización Mundial de la Salud han sido claros al señalar que si bien el flagelo de Pandemia del Covid-19 ha tenido y seguirá teniendo una grave afectación en el planeta, es una situación pasajera. Desde esta perspectiva, lo más aconsejable es no renunciar a los sueños, a los proyectos, a los anhelos y a los planes que cada joven se había propuesto como meta para el futuro.
  5. Los jóvenes deben apropiarse de todas las herramientas necesarias para aportar a la reactivación económica y social del país, y lo harán mejor siendo profesionales.
  6. Si bien la situación económica que ha generado el Covid-19 aqueja a muchos hogares, es importante que padres de familia y estudiantes universitarios conozcan los beneficios que las mismas universidades a través de becas y descuentos, el Estado colombiano, por medio del Icetex y el Ministerio de Educación Nacional, han puesto a su disposición para apoyar económicamente a los jóvenes, con el objetivo de que continúen sus estudios. También es recomendable informarse de los créditos y facilidades que ofrecen las entidades financieras especializadas en créditos educativos.
  7. La sociedad mundial ‘pospandemia’ requerirá especialistas en diferentes áreas, por eso además de finalizar las carreras profesionales que los jóvenes están cursando, es recomendable que se hagan expertos en el área del conocimiento que más les llame la atención, por medio de posgrados, cursos o diplomados, para que con sus conocimientos aporten al desarrollo humano y social de sus comunidades.

 

*Magíster en Desarrollo Educativo y Social

Especialista en Educación, Cultura y Política

Magíster en Lingüística

Doctora en Lenguaje y Cultura

 

Comentarios
0

¿Te gusta esta publicación? Comparte Ahora!

uniempresarial

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment

Loading Posts...